Ingresa tu mail y no te pierdas un solo capitulo!

2012/05/23

Capitulo IX

2 meses mas tarde...
he estado ocupado estos dias, quizás un trabajo nuevo, acostumbrarme a otra rutina de nuevo, me cuesta un poquito, ya no tengo 16, ya no tengo 20 tengo 30 y en realidad esto recién empieza....
Por donde empezar?  Con novedades de Tomas y Romina? bueno, hable con ellos, de hecho después de aquella vez que la crucé, la vida de los 3 empezó  a cambiar, a Tomas y a Romi los veo juntos mas seguido, comparten cosas, ella se fue de la casa donde vivia, el tipo no tardo en conseguirle un reemplazo, mas linda y mas joven quizás, pero bueno esa gente vive así, se separaron, Romina no le pidió nada, solo que no la moleste y el accedió a su pedido, es que pasaron cosas, cosas que ahora les voy a contar...

Una noche, de tantas, decidimos salir con Tomas a dar unas vueltas por la ciudad, digamos que tomamos un poquito demás, digamos que fuimos al lugar donde sabíamos que el ex de Romina iba a gastar su plata en putas, digamos que Tomas lo vio, digamos que terminamos detenidos 2 dias....

No era la primera vez que una borrachera nos hacia terminar tan mal, no era la primera vez que Tomas me repetía tanto algo que me convencía, por algo somos tan amigos.
De esa noche lo único que recuerdo es un enano que me hizo una cicatriz en la pierna con una navaja, (cuanta maldad tenia ese enano); A Tomas nunca lo vi tan enojado, cuando estaba borracho, siempre pasaba lo mismo, se ponía melancólico, me decía que me quería mucho, lloraba desconsoladamente pero nunca lo había visto así para mí que el borracho era yo y el solamente se quería sacar algo de adentro...

Este tiempo hemos hablado muchísimo con Flor, aprendimos a conocernos virtualmente, cosa que no es garantía de nada, pero tantas horas de skype tantos fondos diferentes nos mantienen ocupados y entretenidos, en este momento estaba llegando a París, cada tanto unas combinaciones raras en forma de números me despiertan a cualquier hora y es ella que me recuerda que esta ahí, me hace feliz, así sean las 3 de la mañana a veces me desvelo esperando ese llamado, pero somos almas libres y eso siempre estuvo claro.

Marcos, bueno Marcos, sigue siendo el mismo, mi trabajo queda cerca de su trabajo, entonces es normal que coincidamos en esos almuerzos donde se queja de que soy o muy inocente o la mujer que quiero no existe, sin embargo lo veo a el y ya no es ese tipo de 22 que dejaba el tendal de corazones rotos, en mi ciudad hizo estragos, pero siempre consigue nuevas victimas, se quiso acercar a Pilar, pero ella es feliz con su hijo y su marido, realmente hablar con ellos te devuelve (un poco) la fe en la humanidad, son esas parejas optimistas que se bancan en todo y a todo le ponen lo mejor de sí para lograrlo juntos, es como que uno se acostumbro a respirar el aire del otro.
Volviendo a Marcos, cuando me contó lo de Pilar, a pesar de que tenia gafas negras, una lagrima se le escapo de su coraza de autosuficiencia y vanidad, lo aconseje un poco, pero el a mí no me escucha, somos personas muy diferentes, quizás el se negó a abrir su corazón a otra persona, a veces el corazón se cierra con los recuerdos de la única persona que amaste y no deja entrar a nadie mas. Quizás desde mi óptica es diferente, siempre pensé que uno se enamora de instantes que parecieran a propósito, de la dedicación de y hacia la otra persona, de las muestras de afecto, de los brownies, de las charlas hasta tarde, de esa persona que te hace sentir tantas cosas juntas, siempre mirando hacia adelante, pero juntos.
La ultima vez que hable con Mariel, fue hace un tiempo, me hizo un par de preguntas incomodas, como que si yo le siguiera perteneciendo, entonces le inventé que estoy saliendo con alguien, es tan orgullosa y egoísta que se lo creyó y no volvió a hablarme hasta el día de hoy, en realidad estoy solo como un hongo, pero cada cosa que veo en esta ciudad, me hace perder las ganas de relacionarme, me dan más ganas de raparme e irme de monje al Tibet o si se puede mas lejos...



No hay comentarios.: