Ingresa tu mail y no te pierdas un solo capitulo!

2012/05/11

Capitulo III


Capitulo 3

Éramos Tomas y yo viendo a ver que salía, mas por compromiso que por otra cosa, hace rato ya que los viernes dejaron de ser una excusa para salir a atorrantear la noche, ya no nos daba el pesto, a los boliches ya no iba la gente de nuestra edad, entonces decidimos buscar un bar e ir a tomar algo, Tomas tira un texto y me dice: "le tuve que preguntar a Beto a donde hay minas de nuestra edad, y el forro me pone que durmiendo en la casa con el marido y los hijos jajaja"

Caímos en un bar, formato clásico, poca luz, en una esquina, autos copados, todas las canciones que escuchas en cualquier FM, polleras, jeans, pantalones de vestir, tacos, escotes, miradas de reojo y pocas ganas de que me reconozca alguien....

Yo me pedí un fernet por que no daba para arrancar con whisky ya de movida, tenia mas ganas de disfrutarlo a tomas que de ver gente, desde que me separé, es como que me da miedo, quizás un poco de pánico el sexo opuesto, pero ya se me va a pasar, es muy pronto para hablar de eso...

cada tanto una apoyadita de corpiño me entusiasmaba un poco, Tomas queriéndome hablar y no entendíamos nada, así que solo asentía, con el ratito que tuvimos hay cosas que ya sabemos de memoria.
Mira esa mina así como la ves, tiene 3 pibes, el marido la fajaba y se separó, ni se le nota no?
los pibes o los moretones, le digo? jaja, los pibes, ¿te acordás de Emilce? bueno la ves y no la reconoces, parece un maiz que lo metieron en la olla, un pochoclo quedó! jajaja, para que nosotros estamos barbaro, ¿no? mas gorditos y pelados y solteros encima! Jajaja.

En eso apareció Patricia, yo estuve de novio con esa mina, pero éramos chicos, aprendimos juntos mucho de la vida, tardes de manzana acaramelada, porro y música de una banda que le gustaba a ella nomás...
Como siempre, como 2 amigos de la vida, hablábamos con la distancia prudencial de un ex, Tomas me dice, che yo mañana laburo, nos hablamos! no para, no te vayas y se fue como cuando nos encontrábamos en esa situación de estar con una mina, dar por sobreentendido y me iba a poner a explicarle? mah si! es viernes...

¿En que andas pato? que raro verte por acá, ¿no estabas en Londres o algo así? la última vez te cruce en Bs. As con una valijota...
y mira fui con una expectativa de poder laburar de lo que me gusta, pero Europa funciona diferente hay tanta gente sin alma que cuesta llegar, tienen otros mambos, prefiero ser la Pato acá que cagarme de hambre allá, abrí una escuela de arte, me re gusta, por que vivo en un constante deja vu, las nenas se expresan y se sueltan con una facilidad que me encanta...
Que bueno, yo llegue hace poco, estoy buscando que hacer, le dije y ella me pregunta: ¿pero vos no estabas casado?  ahí va de nuevo contando mi historia... ya es un casette gastado y voy omitiendo detalles, prefiero no acordarme y la verdad me sentía mejor, éramos 2 viejos amigos hablando de la vida...

Pato: ¿que pensás hacer? 
Yo: cuando?
Pato: Ahora...
Yo: nada no sé
Pato: vamos a dar una vuelta
Yo: bueno dale

Salimos del bar ya amanecía, me llevo al lago, donde pasamos tantos veranos juntos, acampando y arreglando el mundo desde una conversación en la que por supuesto los que teníamos razón éramos nosotros...
Prende un porro y me dice: la verdad es que esto también podría ser un deja vu, lo que pasó después es entre ella y yo y no da para andar ventilando, algún padre que manda a su hija a estudiar arte quizás no lo entienda jajaja.
El sol había salido estábamos solos, todavía no había nadie por que no había empezado la temporada, ¿nos metemos?, ya no tenemos 18 para meternos en bolas le digo,  si queremos si y ahí íbamos los dos desnudos al agua. el agua fría hacia que sienta intensamente el fluir de mis venas y ella, un poco gastada por la vida igual que yo, de repente era la misma mina que me enseño a ser yo mismo...

No hay comentarios.: